EL DESCONOCIDO PROPÓSITO DEL GENERAL PINOCHET PARA ESTAR PRESENTE EN EL CENTENARIO DE TRAIGUÉN





Por Luis Igor 
El gobierno del General Pinochet, consciente del peligro de guerra por el Conflicto del Beagle preparó durante 1978 la defensa del país manteniendo a la prensa y la población alejada de esos temas en lo posible. Su presencia en el Centenario de Traiguén, tenía objetivos adicionales.

 Recordemos que había un desacuerdo entre la República Argentina y la República de Chile sobre la determinación de la traza de la boca oriental del canal Beagle, que afectaba la soberanía de las islas ubicadas dentro y al sur del canal, y al este del meridiano del cabo de Hornos y sus espacios marítimos adyacentes de las Islas.  Secretamente, las fuerzas armadas argentinas habían elaborado el “Operativo Soberanía” para “cortar” Chile en varias partes por medio de una invasión, desconociendo el laudo arbitral de Su Majestad Británica, que ratificaba la soberanía chilena en la zona austral del país.

 En Chile a diferencia de Argentina, los preparativos de guerra se hicieron en medio de gran reserva para no alarmar a la población.  La marina de guerra y fuerza área chilenas se preparan durante todo el año 1978, pero no fue publicitado, sino más bien estuvo vedado al público y sólo era conocido por las personas e instituciones que estaban involucradas. Pinochet también tuvo que frenar a sectores belicistas de las fuerzas armadas chilenas, a la vez que preveía una guerra total, larga y de desgaste, previendo invadir la Argentina hasta Bahía Blanca, ello en respuesta a una agresión argentina.

 En los últimos días de noviembre de 1978 se conocían los movimientos argentinos para una invasión a Chile, que el gobierno militar de Argentina planificó ejecutar en los últimos días de diciembre de 1978.  El general argentino Luciano Benjamín Menéndez  preparaba con su III Cuerpo de Ejército el golpe decisivo, la movilización de la brigada aerotransportada, cuyo punto de reunión sería Temuco con el objetivo estratégico de dividir en dos a Chile. El plan de batalla estaba en marcha en otros puntos de la frontera argentino-chilena.

 A comienzos de diciembre la guerra era solo cuestión de tiempo, todos los esfuerzos para llegar a un acuerdo habían fracasado. La inteligencia militar chilena –ayudada por el hecho de que las unidades chilenas y argentinas empleaban los mismos equipos de radio de origen estadounidense– había logrado determinar la fecha aproximada de invasión, pero no disponía de información más precisa sobre los planes y objetivos de la operación. Se sabía que los argentinos concentraban una importante cantidad de tropas y equipos en las proximidades de tres pasos hacia la zona chilena de la Araucanía: Pino Hachado, Del Arco e Icalma.

 El sábado 02 de diciembre de 1978, el general Augusto Pinochet se encuentra en gira por la región de la Araucanía, principalmente se informaba que era para presidir los actos del Centenario de la Fundación de la ciudad de Traiguén. Pero, los objetivos eran otros. El primero, palpar el ambiente de una zona del país (Araucanía) que sería invadida por nuestros vecinos y los planes de defensa de ésta y, el segundo objetivo, aprovechar la cobertura de los medios de comunicación nacional para informar a la población sobre las dificultades de las fuerzas armadas para prepararse convenientemente con armamentos y repuestos para las maquinarias de guerra, ello debía ser antes del 8 y 9 de diciembre, fecha de realización de la Teletón.

 Entre los discursos por el festejo de los 100 años de fundación de la ciudad de Traiguén, el general Pinochet en su calidad de Jefe del Estado improvisó las siguientes palabras “rechazo las amenazas y boicot internacional que se ciernen sobre Chile, y el papel de quienes han aplaudido esta iniciativa que se cobijan en organizaciones que se dicen democráticas, ello pone en riesgo a la nación chilena, especialmente frente a un conflicto armado" (Jornadas del Presidente de la República, Visitas a regiones, 1978-1979. Ministerio Secretaría Nacional de Gobierno)

 Era la reacción del general Augusto Pinochet  frente a los preparativos de una inminente guerra, pues al llegar a Traiguén por unas pocas horas, recibía la información que una vez más,  Austria y Francia se negaban vender armas a Chile, sumándose a Estados Unidos y Europa Occidental, lo que dificultaba aún más la ya compleja tarea de resguardar el territorio. Los fundamentos de la negativa eran los atentados a los derechos humanos cometidos durante el régimen militar.

 Posteriormente, el general Pinochet se enfocaría en rápidas visitas a Iquique, Copiapó, Coquimbo y La Serena. La invasión a Chile sería el 22 de diciembre de 1978 a las 22:00 horas. A último momento La Santa Sede aceptó mediar entre ambos países, impidiendo el comienzo de la guerra. Indirectamente, había intervenido Estados Unidos para evitar un conflicto mayor.

MÁS LECTURAS AQUÍ

Comentarios

  1. No tenia idea que Oinochet estuvo en el Centenario de Traiguén.

    ResponderEliminar
  2. No he visto fotos de este evento con Pinochet.

    ResponderEliminar
  3. Sería interesante, si alguien posee alguna fotografía de esa visita, pudiese publicarla en traigueninos con historia, pues la que aparece publicada es referencial. El contenido histórico está suficientemente documentado. Las fotografías de existir serán un aporte histórico incalculable.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario